Elizabeth Vázquez | Chocolatier
Elizabeth Vázquez

Mexicana, apasionada por la magia del chocolate. Involucrada desde niña en el negocio de comida familiar, aprendí a disfrutar de la satisfacción de alimentar a las personas, física y emocionalmente.  Y tengo la fortuna de haberlo transformado desde hace casi 10 años en mi carrera profesional.

Con una mirada apreciativa puedo ver claramente la relación que existe entre la búsqueda constante de la excelencia en el hacer y los logros profesionales que me han traído hasta aquí. Después de mi Licenciatura en Gastronomía,  comencé una especialización en repostería  trabajando en restaurantes franceses de México. 

Durante ese año vino mi gran oportunidad al ser elegida  por la Fundación Turquois como becaria para estudiar en el Lycée Technique & Hôtelier de Monaco y trabajar para el Hotel de París en la Repostería Central y la Chocolatería, de la mano de un gran mentor: Franck Madala.

Trabajando con Laurent Troublé, un maestro de la Repostería Francesa en México,  puedo decir que descubrí mi vocación por la  formación, tuve siempre a mi cargo estudiantes  que a través de esa experiencia,  decidieron seguir ese camino, algo que reforzó  mi amor por la profesión y el chocolate.

Vivo en Madrid desde hace ya 5 años, en los cuales he trabajado como chef pastelera de diferentes restaurantes antes de dedicar de lleno mi vida profesional al mundo del chocolate.

 Mi propia firma de chocolate de autor y mis programas formativos  son la máxima expresión de mi amor por el cacao, los cuales me permiten como una forma de arte, crear y trascender  mis conocimientos.

MIS VALORES

PASIÓN

EXCELENCIA

INGENIO

AMOR POR EL CONOCIMIENTO

 

 

Los conocimiento obtenidos en mi recorrido profesional, me permiten ofrecer productos y servicios con la garantía de que los clientes reciben el mejor trato de forma directa y cercana, con la seriedad y eficacia que buscan. 

Siempre escuchando sus necesidades particulares y desarrollando ideas y soluciones que tienen como resultado grandes experiencias personales y profesionales.

 Mi gran motivación es convertirme en una embajadora del cacao mexicano en Europa, transmitiendo a la vez la riqueza, cultura y tradiciones mexicanas. 
 

IMPACTO

El impacto que como empresa quiero dejar en el mundo, está alineado a los ODS de la Agenda 2030. La producción y consumo responsable del cacao en el mundo, el pago justo a los productores, las oportunidades e inclusión de las personas que gracias a este alimento puedan tener una fuente de trabajo digna. Buscando siempre trabajar con pequeños productores que a la vez nos garantizan un producto sostenible. 

ODS. HAMBRE CERO
ODS.TRABAJO DECENTE

PRENSA